Viki Gomez.jpg

Con motivo de una performance extraordinaria organizada en el Cabaret Sauvage en París el 9 de septiembre, los mejores "riders" del mundo impulsaron al Flat BMX al límite del sonido del trío de jazz experimental The Vautours. Aunque puedan parecer dos mundos a parte, el maestro de ceremonias, China Moisés, animó el encuentro en nombre de la música, la improvisación y el desafío.

Bien calientes después de un ensayo de dos horas, los artistas de las dos ruedas hicieron una entrada brillante en el suelo del Cabaret Sauvage. Arropado con el jazz futurista interpretado por The Vautours y por la bienvenida entusiasmada del auditorio, Yohei Uchino (Japón), Alex Jumelin (Francia), Viki Gómez (España), y el vigente campeón del título mundial, Matthias Dandois (Francia) empezó con movimientos y trucos innovadores de la primera ronda. Apenas recién presentados por China, los "riders" se sintieron completamente cómodos con los sonidos modernos y fueron de un truco a otro, moviéndose sobre sus motos como acróbatas, ante de los ojos de un auditorio atónito.

Aunque el jazz y flatland parezcan dimensiones a parte, el espectáculo fue demostrando lo cerca que pueden llegar a estar ambas disciplinas. Los jinetes están acostumbrados a escuchar rock o música electrónica, por lo que moverse con The Vautours significó para ellos asumir un reto e improvisar: "Es todo cuestión de equilibrio, nos sentimos cómodos en seguida." explicó Matthias Dandois con el entusiasmo. A través de los cambios de ritmo y de sus virtuosas melodías, los músicos dirigieron las coreografías aéreas de los jinetes pasando del arte al deporte, mediante la acrobacia y el baile.

China mantuvo la presión, invitando después a los jinetes y músicos a lanzarse a un verdadero desafío. En forma de una "batalla", los jinetes se turnaron para estar enfrente de los músicos, tratando de ser complicados, técnicos y bastante elegantes para desquiciar a su opositor. El jinete español Viki Gómez hizo todo al sonido de los tambores de Marc Erbetta, moviéndose ligero y aéreo al ritmo salvaje del percusionista. Yohei vino después, deslizándose sobre los vertiginosos riffs del contrabajo, Con 20 años de experiencia en BMX, Alex Jumelin tomó su turno. Recitándo los movimientos que literalmente "crearon" la cultura de BMX, luchó contra la guitarra pesadamente saturada de Julien Feltin. El héroe finalmente aterrizó en sus ruedas traseras y dejó sitio al campeón Matthias Dandois para hacer su número.

Moviéndose con habilidad, el jinete jugaba literalmente con su bici, saltando sobre las ruedas y deslizándose por el pavimento. Matthias hizo una secuencia llena de trucos y alardeó un poco, jugando con la rivalidad entre él, los otros participantes y los músicos. Cada movimiento era más estético que el anterior y la tensión y la expectación eran palpables en todas partes del cuarto.

Al final,la combinación entre el estilo de Matthias Dandoi y la expresión del jazz contemporáneo de Vautours ganaron el primer puesto. Tanto los jueces como el auditorio quedaron prendidos de su espectáculo. China se entregó al prodigio con una guitarra Ibanez bajo el estruendo de los atronadores aplausos. Una vez que la presión había sido superada, fue como si no existiese un punto y final. The Vautours dobló la intensidad de su música, reinventando de nuevo su propio jazz mezclado con punk, disco y rock. Alimentándose de esta extraña inspiración, Yohei, Viki, Matthias y Alex estaban radiantes de alegría. De dos en dos y luego todos juntos, los jinetes inventaron el flatland de mañana...
 


Comentarios

    Añadir un comentario

    * Todos los campos son obligatorios
    2000 caracteres sólo se les permite entrar :
    Escriba la palabra a la izquierda y, a continuación, haga clic en "Publicar comentario":

    Detalles del Atículo