140112IH011.jpg

El canadiense Kyle Croxall superó al finlandés Arttu Pihlainen en una emocionante batalla ante 80.000 espectadores, que inauguró la temporada 2012 del Campeonato Mundial Red Bull Crashed Ice. Los americanos acudieron en masa para presenciar la primera prueba de esta disciplina que se celebra en su país desde 2004. El hermano de Kyle, Scott, fue tercero.

Kyle Croxall completó un a ronda final sin apenas fallos en un trazado muy complicado de 406 metros. El canadiense empezó con cierta cautela ya que el recorrido estaba repleto de baches, curvas cerradas y saltos. Pero al final, y viniendo desde atrás, superó a Pihlainen y consiguió un triunfo que acabó con la racha de 3 victorias consecutivas del finlandés. Por su parte, Pihlainen perdió momentáneamente el equilibrio durante un salto del final del trazado y se estrelló contra las protecciones. Este incidente le hizo perder dos posiciones, pero recuperó la segunda plaza en plena línea de meta, en un final de infarto, en detrimento de Scott Croxall.

Pese a la nevada que cayó antes de la prueba y a que la temperatura bajó notablemente más allá de cero, un público ruidoso y con ganas de acción se congregó el sábado para animar a los 64 finalistas de 24 países que lucharon por la victoria en el que quizá ha sido el trazado más exigente de la historia del Campeonato Mundial Red Bull Crashed Ice. La pista empezaba al lado de la catedral de Saint Paul y discurría hasta la orilla del (congelado) río Misisipí. Hubo una
notable cantidad de choques a alta velocidad ya que, en este trazado, los participantes llegaban a una punta de hasta 65 kilómetros por hora. Por otro lado, la popularidad del descenso sobre hielo ha aumentado desde el final de la temporada pasada y, con ella, el nivel de los que forman parte de cada carrera. Solo 5 de los 19 americanos que se inscribieron para participar en el evento llegaron a la ronda final del sábado, pero la mayor experiencia de los patinadores europeos les mandó para casa a las primeras de cambio.

“¡Ha sido una carrera de locos!”, ha declarado Kyle Croxall, un altísimo canadiense que estaba exhausto pero feliz tras lograr la tercera victoria de su palmarés y la primera desde la prueba inaugural de 2011, en Múnich. “Arttu es tan difícil de superar. Saint Paul ha sido un evento increíble, con el trazado más complicado del mundo. Por otro lado, el público ha estado genial. Tan pronto como los patinadores de los EE.UU. fueron eliminados, empezaron a animar a los del país más cercano, en este caso nosotros, los canadienses. Y eso nos ayudó a estar animados de cara a la final”.

El especialista americano Cameron Naasz ganó el premio que otorga MINI al patinador debutante. Ahora, el campeonato se desplaza hasta Holanda, donde se celebrará la segunda prueba, en Valkenburg, los días 3 y 4 de febrero. Será la segunda vez que Holanda acoge una prueba de descenso sobre hielo.

 

Resultados:

1º Croxall Scott (CAN)

2º Pihlainen (FIN)

3º Croxall Kyle (CAN)

4º Klintrup (FIN)

5º Mels (ALE)

6º Braun (SUI)

7º Joutsenlahti (FIN)

8º De Paoli (SUI)

9º Horst (CAN)

10º Mueller (SUI).
 


Comentarios

    Añadir un comentario

    * Todos los campos son obligatorios
    2000 caracteres sólo se les permite entrar :
    Escriba la palabra a la izquierda y, a continuación, haga clic en "Publicar comentario":

    Detalles del Atículo